Cambio de paradigma

En un acto que tuvo lugar el pasado viernes en el edificio de Tribunales, fue lanzado oficialmente el Servicio de Facilitadores Judiciales de Formosa, una iniciativa impulsada en toda América Latina por la Organización de los Estados Americanos.

La ceremonia contó con la presencia del embajador de la OEA en Panamá y coordinador para las Américas del Programa Interamericano de Facilitadores, Pedro Vuskovic Céspedes, el ministro de la Corte Suprema de Justicia de Paraguay, Oscar Miguel Bajac Albertini y el director del Servicio de Facilitadores Judiciales en Paraguay, Rigoberto Zarza González.

El presidente del Superior Tribunal de Justicia, Guillermo Horacio Alucín estuvo acompañado en el estrado por estas destacadas autoridades y formuló las palabras de bienvenida, ante un nutrido auditorio conformado por los ministros del STJ, Eduardo Hang y Marcos Bruno Quinteros, el procurador General, Sergio Rolando López, magistrados, funcionarios y empleados judiciales, el ministro de Gobierno Jorge González, funcionarios policiales y de Gendarmería, abogados del foro y jueces de Paz y Delegados Vecinales. También asistió al importante acto los responsables del Programa Interamericano de Facilitadores Judiciales, Ennio Arguello Silva y Mirna Rosales Aguilar y el ministro supervisor del centro de Mediación de Juzgados de Paz de Corrientes,  Fernando Augusto Niz

Compromiso y trabajo

Al hablar en la apertura del acto, el doctor Alucín confesó sentir un enorme “placer y orgullo” por tan ilustres visitantes y la trascendencia del acontecimiento, y agradeció el acompañamiento, compromiso y respaldo que tuvo para que este proyecto comience a dar sus primeros pasos en Formosa.

“Mi primer agradecimiento a Dios porque no me dejo bajar los brazos para hacer posible que este programa comience hoy en Formosa”, expresó el titular del STJ, quien dijo estar plenamente convencido del éxito de este programa, diseñado, ejecutado y dirigido esencialmente a la comunidad, a los justiciables, a la gente de menores recursos y a los sectores más vulnerables.

“No tengo dudas que si con este fervor y compromiso implementamos este programa no nos vamos a equivocar, seguramente tendremos obstáculos, pero si hay compromiso, voluntad y sobre todo amor por lo que estamos haciendo no nos vamos a equivocar”, resaltó Alucín.

Recordó que días atrás asistió en la Universidad Nacional de Formosa a un curso sobre necesidades jurídicas insatisfechas, donde fue presentado un trabajo estadístico realizado sobre 2.800 encuestados, que revela que más del 60 por ciento de la población de argentina mayor de 16 años tuvo un problema judicial en los últimos tres años, y de este total el 60 por ciento no pudo solucionar su inconveniente, el 50 por ciento no sabía que era un problema legal y el 65 por ciento desconocía que tenía a su alcance herramientas alternativas para buscar una salida.

Tomando esta encuesta como ejemplo, el doctor Alucín puso sobre relieve la importancia que tiene en esta hora la implementación de la figura del facilitador y de los diversos medios alternativos de resolución de conflictos. “Frente a este panorama tenemos dos caminos, o hacemos una vida contemplativa o realmente nos ocuparnos del problema, y este es el motivo y el resultado de todo el esfuerzo conjunto que estamos haciendo en el Superior Tribunal de Justicia, ya que abrir más juzgados no nos garantiza que vayan más personas, muchas veces necesitamos un contacto que comunique y haga un puente entre la gente y el Poder Judicial”, remarcó el magistrado, quien finalizó su discurso agradeciendo profundamente a los ilustres visitantes por haber venido a esta tierra formoseña en procura de llevar otro beneficio a “ñande gente”.

Compartir ...

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedInEnviar por email