En la Acordada Nº 2688 de la semana pasada, el Superior Tribunal de Justicia reconoció la valiosa trayectoria de la doctora Martha Neffen de Linares, quien renunció al cargo de juez de la Sala Primera del Tribunal del Trabajo, por haberse acogido al beneficio jubilatorio.

En la ocasión, la Corte provincial tuvo en cuenta no solamente la dilatada trayectoria de la magistrada, sino su constante y desinteresada colaboración en las tareas de capacitación que se llevaron a cabo desde la Escuela Judicial, desde donde se organizó y coordinó en muchas ocasiones los cursos de aspirantes a Secretarios Judiciales, que son hoy modelo en el país.

La doctora Martha Neffen de Linares, egresada de la Universidad Nacional del Litoral, ingreso como Secretaria de despacho del Superior Tribunal de Justicia en el año 1980, siendo designada en 1981 Secretaria del por entonces Juzgado en lo Criminal y Correccional Nº 3 de la Ciudad de Formosa, luego Asesora de Menores e Incapaces y Defensora de Pobres y Ausentes de Primera Instancia en el año 1983, hasta que en mayo de 1984 fue nombrada en el cargo de juez del Tribunal del Trabajo, cargo que mantuvo hasta su retiro en el corriente mes.

Estudiosa y dedicada, su actividad nunca se limitó solamente a la esfera jurisdiccional, porque tuvo una férrea actividad en el ámbito del Colegio de Magistrados y Funcionarios de la Provincia, cuya Presidencia ejerció en dos oportunidades, por elección de sus pares, con activa participación en la Federación Argentina de la Magistratura, siempre llevando como bandera la defensa de la independencia de los Jueces, de la dignidad en el ejercicio de la función y el respeto al Poder Judicial.

Reconocida por empleados judiciales, jueces y colegas del foro, la doctora Martha Linares deja un imborrable recuerdo en la Administración de Justicia local y, lo que es más importante, un modelo a seguir por los mas jóvenes.

 

Compartir ...

Enviar a FacebookEnviar a TwitterEnviar por email